La Estación Copiapó es una ex-estación de trenes, parte del ferrocarril Caldera-Copiapó, ubicada en la ciudad chilena de Copiapó. Su estructura está compuesta principalmente de madera con tabiquería de cañas y barro y su estilo es una mezcla del neoclasicismo con el estilo colonial americano.​ En la actualidad sólo recibe transportes de carga administrados por Ferronor.

Historia

El edificio de la estación de ferrocarriles de Copiapó fue construido en 1854, 2 años después de la inauguración del primer servicio ferroviario chileno entre la ciudad y Caldera, el ferrocarril Caldera-Copiapó.​ Junto a la estación se construyeron bodegas y casa para el personal que trabajaba en el ferrocarril.

Hasta 1914 la estación recibía solo trenes provenientes de localidades de la región, como Caldera, Chañarcillo y San Antonio. En ese año la estación comenzó a recibir viajes de la naciente Red Norte de Ferrocarriles del Estado, que se mantendría operativa hasta 1975. La estación de Copiapó recibió por última vez a un tren regular de pasajeros en 1978.

La estación fue declarada Monumento Nacional el 29 de octubre de 1981,​ y en 1982 fue restaurada para convertirse en un museo de sitio que funcionó hasta 1998.​ Actualmente se encuentra cerrada al público, pero en su interior se realizan exposiciones y presentaciones artísticas de manera esporádica.