Verde Vértigo También es conocida como Salto del Gato, porque llegar y salir de esta playa requiere destreza física, por lo que no es recomendable ir con niños, ancianos o coches de guagua. Está a 22 kilómetros al sur de Bahía Inglesa, entre Playa Chorrillos y Bahía Cisne, pero como no hay ninguna señalética, las indicaciones se transmiten por el boca a boca. Una vez que se determina por dónde entrar, hay que dejar el auto estacionado para comenzar el descenso que sólo se puede hacer a pie. El camino, que toma cerca de 20 minutos, va bordeando la ladera. Hay que subir cerros y escalar, pero con una linda vista al mar, todo para finalmente llegar a una pequeña y acogedora playa rodeada de acantilados en la que rara vez hay gente. Ideal para los que sueñan con una playa virgen.